Cómo elegir papel pintado

El papel pintado es una opción práctica y decorativa para revestir tus paredes. Ofrece numerosas posibilidades decorativas y permite trasladar los estampados y colores que parecían exclusivos de los complementos textiles a las paredes.

Descubre los distintos tipos de papeles que existen y escoge el más adecuado a tu pared.
Las claves del papel pintado

  • Escoge papel pintado vinílico o TNT (base textil y una capa de vinílico) para habitaciones con mucho tránsito de personas.
  • Disimula desperfectos en la pared (grietas, desconchones…) con el papel pintado.
  • Consigue y crea diferentes ambientes en el hogar con la gran variedad de estilos de papel que hay (lisos, estampados, a rayas, imitación de materiales) o renueva tus muebles.

Antes de escoger el papel pintado…

Descubre algunos de los efectos visuales que puedes conseguir con el papel pintado y escoge el que más se adapte a tus necesidades.

Lograr que la habitación parezca más grande: elige un papel pintado de tonos claros, y a ser posible, liso.

Lograr que la estancia sea más acogedora: para conseguir este efecto los colores cálidos siempre van a ser tus aliados. Así mismo, utilizar papel pintado de colores oscuros ayuda a reducir la sensación de inmensidad en espacios grandes.

 Destacar una pared: un acierto seguro es combinar papel pintado de tonos claros con otro de colores más llamativos.

Transformar mobiliario: coloca papel pintado en el fondo de una estantería o un armario y obtendrás un mueble renovado.
Tipos de papel pintado

Papel: compuesto por papel y una base textil. Está indicado para colocar en espacios de poco tránsito ya que es más delicado. Su colocación es más complicada ya que debe de encolarse el papel y la pared para un pegado satisfactorio. No obstante sus resultados son siempre muy elegantes.

Tejido no tejido (TNT): este tipo está compuesto por una base textil y una capa de vinílico. Ofrece mucha resistencia al desgaste de los rayos solares y a la humedad. Está indicado para zonas de mucho tránsito (cocinas, baños, habitaciones infantiles, pasillos…). Su colocación es más sencilla, ya que sólo debe de encolarse la pared para su pegado.

Vinílico: está compuesto por una base de papel y una capa de vinilo. Al igual que el TNT, está indicado para zonas de mucho tránsito ya que es muy resistente a la luz y la humedad. Su colocación es sencilla: basta con encolar el papel para su pegado en la pared.
Fuente de la info:           http://www.leroymerlin.es/productos/decoracion